miércoles, 8 de agosto de 2012

el amor por las bicis

El pasado fin de semana se celebró en Chicago, la competición anual y mundial de mensajeros en bicicleta. Desde que era pequeño, esta profesión siempre me llamó la atención. creo que los mensajeros son una de las tribus urbanas con más personalidad,  una mezcla de muchas subculturas.
























Durante el sábado y el domingo les pude ver compitiendo de manera relajada. Aquí no hay controles anti dopaje, fumaban sus cosillas antes de competir, se toman sus cervezas entre las pruebas y el ambiente era bastante relajado, lo menos parecido a una competición, más como una fiesta.




Además tuve el placer de conocer a Lucas Brunelle al que le hice una entrevista para Yorokobu, la revista on line con la que colaboro.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada